Tanatopraxia

El procedimiento consiste en la conservación de la persona fallecida, el mismo se realiza con extrema delicadeza y espeto, y con el propósito de llevar alivio y contención a familiares y amigos.
Esta técnica permite prolongar el velatorio en las situaciones que fuera necesario y es obligatorio en los casos de traslados al exterior y repatriaciones, cumpliendo con las máximas normas internacionales.